"...es que esto de escribir es un dolor que nos viene horadando de continuo, que nos nace de pronto
como nace de nuevo un corazón que estaba muerto..."
"Vicente Martín Martín"

sábado, 28 de enero de 2017

Caminé mucho tiempo

Caminé mucho tiempo tras mi sombra,
los pasos indecisos, el miedo en la mochila
hasta encontrarte,
me perdí con la niebla del recuerdo
con los ojos despacio, la inercia por brújula
y una cicatriz en cada paso errante,
naufragué en una acera,
me vestí de amarillo con las hojas,
claudiqué frente al viento.

Giré hasta desplomarme de las riendas,
encontré muchas veces un astro moribundo
en la piel del insomnio
y lo devolví al cielo,
escalé muchos muros que se alzaron de pronto
en los brazos fugaces,
corrí hasta la salida más cercana al instinto
y hallé por fin el norte, sin quererlo.

De un cuento inédito en mis ansias
te nacieron susurros,
en su moraleja el beso repetido,
de sus dibujos brotó la tez de un sueño,
de su ternura la sed de dos fronteras
por beberse.

Caminé mucho tiempo sin moverme,
creyendo que ese círculo tangente a mí
era final de océano, espejo,
hasta encontrarte,
mirada transparente desvelándome el mundo,
lienzo de amor donde esbozarnos.

Nunca pensé la luna, sólo el rayo,
y hoy me deletrea sus mareas

en las manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime qué opinas