"...es que esto de escribir es un dolor que nos viene horadando de continuo, que nos nace de pronto
como nace de nuevo un corazón que estaba muerto..."
"Vicente Martín Martín"

lunes, 2 de noviembre de 2015

Lluvia



Está la noche
y en tus ojos grises se remiendan los sueños,
la lluvia dice tuyo todo lo que nombra
mientras te perfilo agónica
sobre el papel en blanco.

La tormenta ciega y tus ojos grises,
celofán de madrugada,
en la herida abierta, en el deseo indomable,
en todos los principios y las eternidades rotas,
en mi cuerpo sediento de tu horizonte elíptico,
con su sol olvidado de sí mismo.

En el asfalto un cielo mirándose los párpados
y en los míos tu sonrisa amaneciéndose,
tu espalda, calco de mi pecho,
y tu voz en ese abismo
donde el alma, finalmente, acaba por decirse.

Y este poema que vuela desmembrado
sin encontrar su sitio,
tus labios imitando mi beso transparente
y las manos
encendiendo en los muslos la pira del desahucio.

Mientras la lluvia cae,
despacio,
sobre la veloz memoria de las olas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime qué opinas