"...es que esto de escribir es un dolor que nos viene horadando de continuo, que nos nace de pronto
como nace de nuevo un corazón que estaba muerto..."
"Vicente Martín Martín"

domingo, 27 de julio de 2014

Que nadie me diga en quién creer




Que nadie me diga en quién creer,
o qué pensar,
que no se atrevan a ejercer de ventrílocuos
y gobiernen mi voz.

El mundo es un camino demasiado corto
para llevar maletas,
para vivir de promesas que no son
sino cóncavos espejos en un salón a oscuras.

Ahora

Ahora que no hay noche ni mañana
separadas por paréntesis de sueños,
que todo es la misma cosa,
que las horas navegan en el mismo barco condenado
a fundirse en el fondo del océano.